Polémica Noticia Anunciando los Despidos y Demandas de la Empresa Multinivel ViSalus

VisalusEl periódico freep, de Detroit, Michigan, ha publicado una polémica nota informando del despido de casi 90 empleados de Visalus, y dejando saber algunas situaciones que no han sido muy favorables para la empresa de marketing multinivel.

La nota dice: “ViSalus, la empresa de venta directa de Troy, Míchigan, que vio sus ventas de batidos y suplementos nutricionales para la pérdida de peso subir vertiginosamente y luego esfumarse, informó que planea despedir a parte de su personal local.

Este mes, ViSalus dijo a funcionarios estatales que recortará 87 puestos el 5 de marzo en su oficina en troy ubicada en el 340 E. Big Beaver Rd. y que “ha decidido reducir sustancialmente sus operaciones” allí. La empresa, que también posee una oficina en Los Ángeles, empleó a 420 personas en Troy en 2013 y fue reconocida como la segunda mayor empresa de venta directa de Michigan, después del gigante de la industria Amway.

El anuncio de los despidos sigue a fuertes caídas en las ventas de ViSalus y una serie de cuestiones legales, incluyendo cargos penales contra el director de seguridad de la empresa en un caso de espionaje corporativo. La empresa también está luchando contra una demanda federal presentada por tres antiguos distribuidores independientes de ViSalus que la acusan de ser un esquema piramidal ilegal.

ViSalus, que no ha respondido a los repetidos mensajes, ha negado las acusaciones de esquema piramidal en los tribunales y describe a los demandantes como tres antiguos promotores descontentos entre los cientos de miles que han vendido los productos de la empresa.

Iniciada en 2005, ViSalus vende batidos y suplementos nutricionales a través del modelo de marketing Multinivel. Los distribuidores de ViSalus ganan comisiones en base a sus ventas de productos a los clientes, así como en las ventas hechas por y para otros distribuidores de ViSalus que hayan reclutado para unirse a la empresa como parte de su “línea descendente”.

ViSalus experimentó un crecimiento explosivo y fue un éxito en ventas de 623 millones de dólares en 2012. Pero las ventas se desplomaron un 44 % el año siguiente y continuaron cayendo. Se canceló abruptamente una venta pública inicial de 175 millones de dólares, lo que generó una demanda de accionistas que se desestimó en última instancia.

ViSalus dejó de informar sobre las cifras de ventas en 2014 y se convirtió en empresa privada después de que sus tres fundadores compraran de regreso la mayor parte de la empresa a Blyth, su compañía matriz con sede en Connecticut que cotiza en bolsa.

La demanda de los antiguos distribuidores, que buscan estatus de demanda colectiva, alega que ViSalus y sus ejecutivos ejecutaron un esquema piramidal ilegal en el que la gran mayoría de distribuidores perdió dinero y que el negocio dependía más del reclutamiento de distribuidores que de vender productos a los clientes externos.

Entre otras reclamación, la demanda dice que ViSalus atrajo a nuevos usuarios en reuniones de motivación de la empresa haciendo que los distribuidores estrella se subieran al escenario mostrando cheques gigantes de 500 mil o 1 millón de dólares que los demandantes dicen ser engañosos.

“Sería sorprendente que estas personas recibieran realmente el dinero”, dijo el abogado Andrew Kochanowski, quien representa a los demandantes Timoteo Kerrigan de Northville, Lori Mikovich de Livonia y Ryan Valli de Cantón, Michigan. Cada uno dice que pagaron 499 dólares por un paquete de inscripción de ViSalus llamado promoter .

Los abogados de ViSalus por su parte argumentaron que los clientes de esta empresa superaron con creces a sus distribuidores y que había una verdadera demanda y venta de los batidos y suplementos. Los tribunales han dictaminado que una empresa de venta directa es legítima cuando se obtiene la mayor parte del dinero vendiendo a los clientes reales, no simplemente reclutando a otros para comprar en un esquema.

El viernes, el principal abogado del caso ViSalus no devolvió los mensajes en busca de comentarios.

El exdirector de seguridad de ViSalus, Carlo Pacileo, de El Segundo, California, se declaró culpable el año pasado de conspiración y complicidad e instigación para acceder a una computadora protegida. Un investigador privado dijo a las autoridades que Pacileo le había contratado para tener acceso a los ordenadores utilizados por los empleados de la empresa de Utah llamada Ocean Avenue que ViSalus temía que estaba reclutando a distancia sus propios distribuidores, según documentos judiciales.

El director de seguridad fue condenado en última instancia a tres años de libertad condicional. El investigador privado y otro hombre se declararon culpable el año pasado de conspirar para introducirse en los ordenadores. No se nombró a ningún funcionario de ViSalus ni al director de seguridad en la acusación del gobierno.” (Fuente: freep.com)

¿No Te Has Suscrito A Nuestro Sitio Web Aun?
Suscribete Gratis Ahora y mantente bien informado de todo lo que acontece en la industria multinivel!
También podría Interesarte
Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.