Vemma Llega a un Acuerdo con la FTC para Resolver la Demanda que la Acusaba de Pirámide

ftc-vs-vemmaEn agosto de 2015, la Comisión Federal de Comercio (FTC) entabló una demanda alegando que la empresa de marketing multinivel Vemma estaba operando un esquema piramidal ilegal. La semana pasada, la FTC anunció que ha aprobado un acuerdo en su caso contra la empresa que comercializa bebidas energéticas, saludables y vigorizantes, poniendo fin a una batalla legal multimillonaria que duró más de un año.

Para conocer el inicio del caso, ver: La FTC Acusa a Vemma de Ser un Esquema Piramidal ilegal de 200 Millones de Dólares

En un comunicado oficial, la FTC dice lo siguiente:

“Bajo un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio, la empresa Vemma Nutrition Company, con sede en Arizona, pondrá fin a las prácticas comerciales que la FTC alegó que crearon un esquema piramidal.

La empresa de marketing multinivel (MLM), que vende bebidas centradas en salud y bienestar a través de una red de distribuidores llamados “afiliados”, tendrá prohibido bajo una orden judicial federal realizar pagos a un afiliado a menos que la mayoría de los ingresos de ese afiliado provengan de ventas a clientes reales en lugar de a otros distribuidores. La orden también impide que Vemma haga declaraciones de ingresos engañosas y afirmaciones de salud sin fundamento.

Desafortunadamente, las declaraciones de ingresos extravagantes y los planes de compensación que recompensan el reclutamiento sobre las ventas continúan afectando a la industria de MLM”, dijo Jessica Rich, Directora de la Oficina de Protección al Consumidor de la FTC. “Las empresas de MLM deben asegurarse de que sus materiales de promoción no son engañosos, y que sus programas de compensación se centran en la venta de bienes o servicios a los clientes que realmente los quieren, no en el reclutamiento de más distribuidores”.

En agosto de 2015, la FTC interpuso una acción judicial contra Vemma Nutrition Company, Vemma International Holdings, Inc., el CEO Benson K. Boreyko y el afiliado principal Tom Alkazin.

La campaña de la compañía “Young People Revolution” (Revolución de los Jóvenes) se dirigió a estudiantes universitarios y a otros jóvenes con materiales que presentaban a Vemma como una alternativa rentable al empleo tradicional y mostraban a jóvenes afiliados rodeados de aparente riqueza, como automóviles de lujo y yates. Vemma supuestamente no reveló que la estructura del programa aseguraba que la mayoría de los participantes no obtendrían ingreso sustancial, y proporcionó a los afiliados materiales falsos y engañosos para reclutar a otros.

De acuerdo con la demanda de la FTC, los acusados alentaron a los participantes a comprar productos para calificar para bonos y a reclutar a otros para que hagan lo mismo. El resultado, según la agencia, era un esquema piramidal que compensaba a los participantes principalmente por reclutar a otros en lugar de por las ventas al por menor basadas en la demanda legítima de los consumidores por los productos.

Vemma se expandió a lo largo de los Estados Unidos y varios países extranjeros y recibió ingresos anuales de más de $200 millones en 2013 y 2014.

Bajo la orden estipulada anunciada el 15 de diciembre de 2016, se les prohíbe a las compañías Vemma y Boreyko realizar cualquier negocio que:

  • Pague cualquier compensación por reclutar nuevos participantes;
  • Vincule la compensación de un participante o la capacidad de ser compensado a las compras de ese participante; o
  • Pague a un participante la compensación relacionada con las ventas en un período de pago a menos que la mayoría de los ingresos generados durante ese período, por el participante y otros que el participante haya reclutado, provenga de ventas a no participantes.

La orden también impide que estos acusados participen en cualquier pirámide, Ponzi o esquemas de marketing en cadena y les prohíbe hacer declaraciones falsas sobre la rentabilidad del negocio o los beneficios para la salud de los productos. La orden impone una sentencia de $238 millones de dolares que será parcialmente suspendida con el pago de $470,136 y la entrega de ciertos activos inmobiliarios y comerciales. También requiere que Vemma proporcione informes de cumplimiento de un auditor independiente durante 20 años.

Una orden separada provee disposiciones de conducta similares contra el afiliado de Vemma, Tom Alkazin y su esposa, Bethany Alkazin, e impone una sentencia de más de $6.7 millones de dolares, que será parcialmente suspendida con el pago de más de $1.2 millones y la entrega de ciertos activos inmobiliarios y comerciales.

La votación de la Comisión para aprobar las órdenes finales estipuladas fue de 3-0. Las órdenes fueron presentadas en el Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Arizona el 15 de diciembre de 2016.

Las órdenes de acuerdo de carácter final adquieren fuerza de ley cuando son aprobadas y firmadas por el juez de la Corte de Distrito.”

Po su parte, también a través de un comunicado oficial, Vemma dice lo siguiente:

“Vemma Nutrition Company (Vemma) se complace en anunciar que ha llegado a un acuerdo con la Comisión Federal de Comercio (FTC), poniendo fin a la demanda que la FTC  presentó hace poco más de 16 meses contra la compañía.

Para Vemma, hay tres componentes clave del acuerdo.

En primer lugar, a pesar de las acusaciones iniciales de la FTC, el acuerdo no contiene ninguna admisión de culpa o cualquier conclusión de que Vemma funcionó ilegalmente o como un “esquema piramidal. Desde el comienzo del litigio, Vemma, una empresa familiar de doce años, ha negado haber actuado mal y fuertemente ha sostienen que es una empresa orientada al cliente, con excelentes productos para el bienestar, clínicamente estudiados.  

En segundo lugar, el acuerdo no requiere que Vemma pague ningún dinero. Como parte del acuerdo, Vemma acordó una indemnización por daño de $238 millones de dólares. Sin embargo, las partes acordaron expresamente que Vemma no tiene que pagar nada mientras que la empresa y el CEO BK Boreyko cumplan con los términos del acuerdo.

La pregunta es, ¿por qué Vemma estuvo de acuerdo con una indemnización tan grande? La respuesta es simple. En primer lugar, la FTC no exige a la empresa pagar la multa. Pero lo más importante, aunque Vemma considera que muchas de las alegaciones de la FTC eran incorrectas, la compañía aceptó la indemnización para resolver la demanda. Dado el costo financiero y emocional, junto con la importante distracción de los continuos litigios con la FTC, Vemma quiere concentrarse en reconstruir su negocio, no demostrar que la FTC estaba equivocada.

En tercer lugar, y lo más importante, el acuerdo permite a Vemma seguir haciendo negocios, como lo ha hecho durante el año pasado, proporcionando algunos de los productos de bienestar líquidos más exclusivos y ultra-premium disponibles en cualquier lugar.

“Este acuerdo no sólo pone fin al litigio”, dijo BK Boreyko. “Permite a Vemma continuar entregando sus productos a sus clientes. Aunque Vemma no pagó una multa, pagamos un precio enorme para demostrar el valor de nuestros productos y para mantener vigente nuestro negocio. Estamos muy entusiasmados con lo que viene y esperamos poder servir a nuestros clientes y reconstruir y volver a crecer nuestra empresa.”

En una entrevista con Direct Selling News, Boreyko dijo que confía en que la compañía será capaz de reconstruirse después de haber sido fuertemente golpeada por la acción inicial de la FTC.

¿Que deberían aprender de este caso las empresas de mercadeo en red y sus distribuidores? Deja tu comentario…

Latest Comments

  1. Javier Garcia diciembre 21, 2016
  2. Antonia Auilera diciembre 29, 2016

Leave a Reply

Send this to a friend